10 ideas para usar esos cuadernos que tenés guardados por ser “muy lindos”

Después de un tiempo de descanso, vuelvo a escribir en el blog y la verdad es que me da mucho gusto, sobre todo, retomando con un tema como este. Porque no sé ustedes, pero muchas veces me ha pasado (en aquellos días que todavía no era minimalista) de no saber qué hacer con todos esos cuadernos que alguna vez había comprado pero que no usaba “por ser demasiado lindos”.

Así que hoy vamos a romper la barrera de “no tocar” para darles a esas hojas el amor que tanto se merecen. Ya que si siguen guardados por el resto de la eternidad, lo único que vamos a lograr es que junten polvo y que no se luzcan como se merecen ¿Empezamos?

1. Diario íntimo

Creo que este punto es el más obvio pero me pareció que era un excelente punto de partida ya que es algo simple pero que solemos dejar de lado.

Tener un diario íntimo trae muchísimos beneficios y, como somos seres (en su mayoría) visuales, el hecho de contar con un cuaderno llamativo, nos impulsa a querer escribir más y dejarnos llevar por el momento.

Así que si estás interesade en este punto, te recomiendo que chequees el artículo Lo lindo de tener un diario en donde comparto mi visión acerca de los beneficios de esta herramienta y también +30 ideas para escribir en tu diario.

2. Bullet journal

Esta opción es para aquellas personas que buscan crear una agenda que se adapte 100% a su estilo de vida y, además, que cuente con una impronta muy creativa y única. Hay muchos tipos de bullet journaling, desde aquellos que diseñan cada hoja con dibujos y stickers hasta estilos minimalistas que quedan super elegantes.

Lo ideal es que con este tipo de cuadernos te dejes llevar por tu imaginación y disfrutes del tiempo que se invierte diseñando cada mes. Por lo tanto, si querés saber más sobre esta hermosa técnica, te invito a que investigues en Pinterest y Youtube, en donde seguramente encontrarás muchos tutoriales al respecto.

3. Scrapbook

Se podría decir que es parecido al bullet journaling pero no se basa en crear una agenda, sino más bien es como un cuaderno de recortes. La idea es que cada hoja sea un hermoso collage que exprese todo aquello que quieras.

También podés acompañar el scrapbooking con pequeñas escrituras de tu día a día y hacerlo como una versión evolucionada del diario íntimo. Actualmente este se ha convertido en mi hobbie y la verdad que estoy muy contenta de haberlo encontrado, ya que al ser una persona que sufre de ansiedad, me mantiene tranquila y con la mente enfocada en el presente.

4. Junk journal

Es similar al scrapbooking pero la diferencia es que se trata de un cuaderno en el que realizás todo tipo de actividades que permitan liberar tu creatividad y todo aquello que quieras expresar. En cierta forma, no tiene reglas, así que podés hacer una hoja llena de rayones para liberar el estrés, mientras que la página siguiente puede ser un hermoso collage con ideas para renovar tu dormitorio.

El objetivo principal de este tipo de cuadernos es que puedas liberar tu mente de todo lo que vaya surgiendo. De esta manera, no vas a estar con millones de cosas en la cabeza y podrás enfocarte en lo que sea que tengas que ocuparte en ese momento.

5. Diario de proyectos

¿Cuántas veces pensaste en renovar algún espacio de tu casa y después lo abandonaste en el camino? ¿O cuántas veces pensaste en armar algo como un taller o masterclass para compartir tus conocimientos pero sólo quedó en un simple sueño? Si sos de esas personas, entonces este diario va a ser tu mejor aliado.

En él podrás escribir todas las ideas de proyectos que tengas. No importa qué tan complejos o sencillos sean, lo importante es que puedas plasmar todas los pensamientos que se te vienen a la cabeza para que no dejes ir a ninguno. Después habrá tiempo para que puedas tachar, borrar, modificar o ampliar. De esta manera, lograrás que tus proyectos poco a poco vayan tomando forma y no se queden en una nebulosa.

6. Diario de gratitud

Se basa en un espacio que tenés para agradecer aquellas cositas que viviste en tu día. Sirve para que seamos conscientes de todo lo lindo que podemos llegar a vivir sin importar la situación que estemos atravesando.

Inclusive, actualmente estoy haciendo un diario de gratitud que forma parte de un curso gratuito que está ofreciendo Belén Muelas en su página web. Te recomiendo que lo chequees si estás interesade en temas de vibración de energía, Ho’Oponopono y el poder maravilloso que tienen las palabras.

7. Reseñas de películas, series, libros y hasta videojuegos

Esta idea me encantó porque como soy una profesional en el mundo del cine, me encanta ver películas y series. Así que mis días suelen estar cargados de contenido audiovisual. Pero el problema con ver tanto material es que me voy olvidando de todo aquello que vi. Por eso, creo que tener un cuaderno con reseñas es genial.

Permite que des tu opinión sobre aquella obra que hayas experienciado. De esa manera, podrás tener viva tu memoria en palabras que se adapten a vos para que cuando debas recurrir a leer este cuaderno, puedas revivir ese momento y recordar.

8. Cuaderno de creatividad literaria

Si sos una persona a la que constantemente se le están ocurriendo historias ficcionales o poemas mágicos, entonces tenés que tener un cuaderno como este. De esta manera, podrás plasmar todas tus creaciones para que siempre las tengas presentes y puedas releerlas, corregirlas y mejorarlas.

Lo importante es que no tengas limitaciones a la hora de escribir para que dejes fluir tu creatividad y permitas que tu mente se libere. Ya después habrá tiempo para mejorar ese borrador.

9. Diario de inspiración

La idea con este cuaderno es que anotes y adjuntes todo aquello que te inspira a vivir y conectarte con todo lo que desees. Pueden ser frases sacadas de libros, canciones, poemas o simples pensamientos y reflexiones a las que hayas llegado mientras te dabas un lindo baño.

Lo bueno de tener un diario de estas características es que sirve muchísimo para esos días en los que no estamos motivades, que no nos sentimos capaces o que estamos atravesando por un momento “bajón”. Inclusive, puedo afirmar que sirve muchísimo para animarnos a saltar y salir de nuestra zona de confort.

10. Diario de viajes

Aunque no estamos en el momento ideal para hablar de viajar, es cierto que nada nos quita las ganas de conocer lugares nuevos. Por lo tanto, te invito a que te animes a hacer un diario de recortes con todos aquellos lugares a los que te gustaría ir en algún momento. Llená las hojas con datos interesantes y espacios como museos, cafés y parques a los que te gustaría ir.

Creo que esto no sólo sirve para liberar el entusiasmo sino que también nos motiva a hacer más cosas para lograr, en algún momento, cumplir el objetivo de conocer esos lugares.

Bonus: hacer una combinación mezclando las ideas

Creo que un cuaderno será más apreciado y querido cuando le ponemos nuestra propia impronta. Por lo tanto, animate a combinar esta ideas y crear tu propia versión del cuaderno. Lo importante es que te sientas cómode y motivade a recurrir a él con regularidad.

De paso, contame en los comentarios si sos de tener muchos cuadernos o si no te llaman tanto la atención. Me encantaría que siguiéramos conversando sobre el tema.

¡Nos estamos leyendo!

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Me encantó el tema Sofi!!!. Yo me hago mis propios cuadernos con hojas viejas y las tapas las decoro con papeles d regalos q he guardado y son un poco agenda, diario íntimo, cosas q escucho en algún podcast y las anoto, etc. Besos.

Deja una respuesta