4 ideas para hacer de pequeños momentos, grandes recuerdos

No sé cuándo fue que empecé a buscar la belleza en lo simple pero gracias a eso pude aprender a lograr ambientes cargados de sensaciones que me generan bienestar. De esta manera, puedo tener lindos recuerdos sin importar lo “aburrido” o “plano” que haya sido el día.

Creo que esto es muy importante porque puedo disfrutar de cada momento o, inclusive, motivarme a hacer cosas que no me entusiasman demasiado (como algunos días mientras trabajo). Tal vez esto se debe a que en mi cabeza siempre hay como una idea medio cinematográfica de la vida y también porque quiero que cada instante de mi vida cuente.

Por lo tanto, hoy quiero compartirte estas cuatro cosas que suelo tener en cuenta al crear un ambiente ideal para las actividades que vaya a realizar. Por supuesto que no me preparo para el trabajo de la misma manera que en los momentos cuando escribo en mi diario. Por eso, considero que estos puntos hay que ir amoldándolos a la situación.

Bebidas que acompañan

Esto suelo aplicarlo casi en cualquier momento. Puede ser a la hora de trabajar, al escribir en mi diario, al pasar tiempo entre amigos y hasta cuando estoy leyendo.

En general me gusta prepararme alguna infusión que me acompañe durante la tarea que estoy haciendo. Por ejemplo, ahora estoy escribiendo este artículo mientras tomo un rico café.

Gracias a esto, puedo lograr que una tarea simple (o hasta un poco tediosa) se vuelva otra cosa completamente diferente. Estoy segura que se debe a el sabor del café en mi boca, el aroma que desprende, inclusive, el mismo acto seremonioso que tengo previamente, es decir, cuando estoy preparando el café.

Estoy segura que todos tenemos una bebida que adoramos. Por eso, te invito a que en esos momentos “meh” le agregues un toque personal a través de una bebida. Pero que no sea cualquier cosa, sino algo que disfrutes al tomarlo y al prepararlo.

Aromas que inspiran

Ya saben que soy fanática de las velas, sé que no es novedad. Pero creo que siempre es un buen momento para hablar sobre ellas y todo lo que pueden influir en nosotras.

Las velas aromáticas tienen la capacidad de poder transportarnos a diferentes lugares y sensaciones dependiendo de sus olores. Por lo tanto, habrá algunas ideales para el horario de trabajo y otras para los momentos de relajación.

En lo personal, me gusta mucho tener una vela prendida sobre mi escritorio cuando estoy haciendo cualquier tarea. Pero sobre todo, me ayudan muchísimo cuando debo trabajar con mi lado más creativo, ya que a veces no me siento muy motivada pero a las tareas hay que hacerlas igual.

Además, un ambiente con un rico aroma cambia por completo. Así que las invito a que hagan la prueba y aromaticen los lugares que transcurren. Puede ser con velas, aromatizantes de ambientes (naturales, en lo posible) o difusores.

Sonidos que envuelven

Creo que mi vida no sería la misma sin música. Y lo digo en serio porque me encanta escuchar algo mientras hago mis diferentes tareas. No importa en qué situación esté.

Gracias a esto, tengo diversas playlists en Spotify que me motivan a seguir adelante con mi día a día y que las monótonas acciones de escribir en mi diario, limpiar la casa o trabajar se conviertan en nuevas experiencias.

Por lo tanto, si quieren inspirarse con música y dejar que las envuelva una ola de sensaciones, les recomiendo que chequeen las playlists pre hechas de Spotify, busquen algo lindo en Youtube o escuchen mi playlists de música chill.

Luces que ambienten

Para mí, la iluminación es importantísima. De esta manera se pueden generar sensaciones diferentes y únicas. Sino pensemos cuando vamos a determinados lugares, por ejemplo, una oficina en donde las luces son blancas y muy potentes. Allí sentiremos una necesidad de estar activas, ser productivas y movernos. Mientras que, si vamos a un café, seguramente las luces serán cálidas, tal vez un poco bajas. Gracias a esto, el lugar parece más acogedor e invita a sentarnos y disfrutar de lo que sea que hayamos pedido.

En mi caso, cuando quiero escribir en mi diario, que suele ser a la noche, aprovecho la luz del velador, prendo la lámpara de sal y muchas veces acompaño todo esto con una vela. De esa manera, me siento contenida y con un espacio que está preparado 100% para la actividad que voy a hacer.

Entonces, te invito a que chequees las luces que tenés y si verdaderamente van acorde con las actividades que realizás en ese lugar. Tal vez la razón por la que no puedas disfrutar de tus tareas sea porque la luz no es la adecuada.

En conclusión…

Considero que cada momento puede ser único y hermoso con muy poco. Solamente hay que buscar aquellas cositas que pueden hacerlo especial. Además, lo lindo de estos tips es que podés ir adaptándolos como quieras y cuando quieras, generando que nunca te aburras de ellos o que se vuelvan banales. La creatividad está en cómo ir implementándolos, combinándolos y aprovechándolos.

Me encantaría que me contaras si ya los implementás o si vas a empezar a hacerlo. Y por último, si querés recibir contenido de este estilo todas las semanas, te invito a que te suscribas al newsletter para no perderte de mis últimos artículos y novedades.

¡Nos estamos leyendo!

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Hola Sofi: me encanta a la mañana temprano cuando cantan los pájaros. A veces, cuando cantan 1 poco más tarde me pregunto x qué no cantan, ya es hora y cuando lo hacen lo disfruto muchísimo. Es q mi casa está llena d plantas y árboles. Y x la tarde cantan, tienen su horario, xq mi mamá les da arroz o polenta. Quiero comprar 1 vela, pero me cuesta salur d casa x cuestiones d salud. Cuando necesito música pongo folclore el d antes y el d ahora xq es algo q herede d mi papá o canciones italianas xq las herede d mi mamá. Como t conté reciclar me hace bien, cosas q sean útiles. Me gusta mucho ver las flores. Me gusta mucho lo q vos haces. Algo voy a implementar d eso. Muchos besos.

    1. Hola Juli! Que lindo que te haya gustado 🙂 y el canto de los pájaros es muy plancentero. Saludos!

Deja una respuesta

shares